Explorando el Centro León en la Ciudad Corazón.

El jueves en la noche empacamos ligero ?? y ya a las 9am estábamos de camino a la hermosa ciudad corazón en buena compañía. ?135 kilómetros después llegamos a Santiago de los Caballeros con el objetivo de visitar el Centro León, mientras esperábamos a Papá que bajara de Puerto Plata.

Les comento que ya había visitado varias veces el Centro, pero exclusivamente a trabajar, donde entraba al Salón de conferencias, hacia lo mío y me marchaba. Esta fue una experiencia totalmente diferente. Todos quedamos encantados con la exposición SIGNOS DE IDENTIDAD, principalmente Daniela. Esta exposición muestra los ritmos que caracterizan a esta región, donde la música, el colorido, los sueños, las lenguas, la naturaleza, las creencias, la arquitectura, las luchas libertarias y la diversidad étnica han generado un complejo proceso de mestizaje que el Centro León logra mostrar magistralmente. Ver toda esta historia aglomerada en este pabellón fue enriquecedor. Da gusto ver aquello y mis chicos gozándose todo. De este pabellón pasamos a la exposición GENESIS Y TRAYECTORIA. De aquí tuve que sacar a Diego arrastrado, no quería salir ?? Estaba totalmente extasiado con la selección de obras de la Colección de Artes Visuales. Esta exposición, plantea el que todo que la visite conozca, reconozca y valorice los rasgos culturales de la sociedad dominicana a través de su producción artística. Sin duda logró su objetivo en nosotros. Leer más...

Una sesión de fotos en el AQUÍ y el AHORA

Es que los veo y aun no logro entender en qué momento crecieron. Mis hijos, mis muchachos… ¡Qué grande están! Diego se probaba distintas chaquetas mientras que Daniela definía sus cejas para quedar más linda en las fotos. Los veo vestirse y pedir opinión uno al otro: ¿Cómo me veo? ¿Me va bien esta chaqueta? ¿Mama cuál te gusta más, esta o esta? Nos alistábamos y ya vestidos y totalmente arreglados nos dispusimos a salir a una sesión de fotos que teníamos pautada. Los tres nos vimos en el espejo del ascensor y mis ojos no podían creer la imagen que proyectaban. A mi lado estaban una mujer y un hombre a quienes hace poco arrulle en mis brazos. Leer más...