QUIÉREME BONITO es un sueño de madre y mujer. Desde que tuve a mi primer hijo Diego mis ojos capturaban instintivamente todo lo preocupante que sucedía con la niñez y la juventud dominicana. Cada vez que leía una noticia sobre un feminicidio decía “Dios libre a mi hijo”. Cada vez que recibía un caso de una niña con el alma y la vida rota producto de un noviazgo tóxico y maltratante pensaba en mi hija Daniela. Fueron muchas las noches que no podia dormir pensando en el mundo que le ha tocado a mis hijos y no puedo negarles, el miedo se apoderaba de mi.

Leer más...

Un orgasmo y un millón de pendientes

Desde pequeña siempre soñaba con el día que me casara, tuviera mi propia casa y mis hijos. La idea era más bien parecido a la ilusión de “jugar muñeca”. Al igual que yo, sé que muchas mujeres se casan sin entender claramente la gran responsabilidad que conlleva un matrimonio y un hogar. Pareciera que ese amor que sentimos es un escudo que nos va proteger ante cualquier situación, tentación y reto. Muchos años después puedo decir que el sentimiento en si no es suficiente y que a lo que llamamos amor poco tiene que ver con esa sensación de mariposas en el estómago que sentimos cuando ese chico nos enamoraba.

Leer más...

El sexting. El enemigo desconocido.

Cada semana llegan uno o dos casos de sexting a mi consulta. Padres destrozados y confundidos que se hacen acompañar de su hijo o hija. En muchos casos estos chicos y chicas que oscilan entre 11 y 18 años tienen miradas perdidas, vacías, corazones rotos y parecieran cargar un peso inaguantable. Muchos padres no saben de esta práctica tan común de nuestros jóvenes y una de las mejores estrategias de poder orientar y proteger a nuestros hijos es precisamente informándonos.

Leer más...