Carta a mi adorada hija por sus 15 años

 26 de noviembre, 2018

 

Hace 4 años escribí esta carta para ti querida Dani con la esperanza de entregartela hoy 26 de noviembre 2018, día que cumples tus esperados 15 años. Quise poner en palabras el anhelo de mi corazón por si algo me pasara y no podia estar contigo. Dios ha sido bueno y aquí estoy.

Feliz cumpleaños Tununa. Espero que estás lineas se queden grabadas en tu mente y tu corazón:

Querida Dani,

 Mis tiempos muy pronto serán historia y espero que en ti sea buen recuerdo nuestro compartir como madre e hija.

 Te pido que vayas por el mundo buscando el camino que te corresponde, cultivando las semillas que la vida pone en tus manos.

 Llena tu vida de dones divinos, deja que Dios te colme de virtudes, aprende que las bondades de la vida, emanan de tu comportamiento.

 Nada vale más en este andar pasajero que el amor hija mía, satúrate de él en cada paso que camines, y tu espíritu será recompensado. Aprende a escuchar y comprender a los demás, pero guarda en silencio el secreto de quien te lo otorga, y quédate para ti esa lección de vida.

 No permitas que nada turbe tu camino, manéjate de forma honesta, transparente y clara, si por error cayeras en alguna falta, sé humilde, benevolente y justa contigo misma, entiende que aunque te sientas incomoda al sentirte vulnerable, esto te hace ser más humana y te capacita para que puedas levantarte y elevar de nuevo el vuelo a tu destino.

  Ama cada una de tus imperfecciones, pues ellas te hacen ser una mujer real y autentica. Tú fuiste creada y destinada para ser feliz.

 Ama sin límites, sin condiciones, sin cálculos ni maldad. No permitas nunca, que la mentira desequilibre tus ideas. Y aun cuando un hombre traicione tu corazón nunca le des la espalda al amor, ni renuncies a la delicia de tener a tu lado a un hombre que te valore y ame sobre todas las cosas.

  Aprende a dar sin mesura, pero no comprometas lo que no posees. Vive la libertad como un despliegue, de que eres capaz de alcanzar todo lo que te propongas.

 Ten fe en la voluntad suprema y en la tuya propia y confía en el poder infinito confiando en tus fuerzas y posibilidades. Nunca olvides que nada llega a ti si no lo pides con tu esfuerzo y con tu sacrificio. Desde hoy querida hija, sal y busca en el mundo lo que te pertenece, tómalo y valóralo según tu sudor y tus lágrimas.

 Piensa que mamá está y siempre estará contigo, que su misión más importante es ver florecida en ti, a una mujer de bien, que deje marcadas sus huellas en el sendero, para que quizá sirva de guía de quienes no encuentren un camino.

 Déjame besarte, abrazarte y mimarte pues dentro de poco otros competirán para ganarse ese privilegio. Vive cada día, cada instante, con intensidad, con delirio, con pasión y entusiasmo.

 Te amo con todo mi ser. ¡Gracias por existir adorada hija!

Mamá

 

 

Gracias a mis amigos que hicieron posible esta mágica foto. ¡Ustedes son lo máximo!

Locación Jamaca de Dios
Fotografía por José Mezquita
Estilismo, maquillaje y peinado por Indhira Cid
Vestido Laura Freitas
Tiara Nazareth de Ramirez de Bricolaje en Jarabacoa
Accesorios Goia RD
Y el espectacular pastel de mi amiga Annia Ramírez Cabral

 

Comments

comments